Inicio

Durante los días 5 a 7 de Junio del 2018, el Banco Santander junto a Gemalto, Observatorio TUI Valparaíso y la Universidad de La Frontera organizan el 3° Foro de innovación TUI, en el que se analizarán las tendencias del uso de la TUI, la situación y avance de la TUI en el mundo y se intercambiarán experiencias de uso y técnicas en torno a la tarjeta.

Ciudad de Pucón

A 789 kilómetros de la ciudad de Santiago, si se accede a ella por la ruta Panamericana o por el paso Mamuil Malal desde Argentina, la frondosidad del paisaje, con llamativas flores que adornan los caminos, anticipa la belleza de Pucón.

La ciudad posee 8.000 habitantes y su historia está marcada por sus antepasados mapuches y los colonos alemanes que poblaron la región y construyeron los primeros hoteles alrededor de 1928.

Cualquier época del año es interesante para conocer esta ciudad. La región posee dos parques nacionales, el Huerquehue y el Villarrica. Dentro de este parque, el volcán, de 2.847 m.s.n.m., es uno de los 10 más activos del mundo, con permanentes "fumarolas" que se observan desde el centro urbano. En invierno, sus laderas permiten la práctica del esquí y otros deportes invernales. En verano, se pueden realizar ascensiones hasta el cráter del volcán. El río Trancura y sus rápidos, las termas y su riqueza cultural hacen de Pucón uno de los sitios más visitados del sur de Chile. Esta variedad de entornos invita a realizar deportes acuáticos, montañismo, cabalgatas, observación de flora y fauna, pesca con mosca y recorridos culturales, entre otras actividades.

El microclima generado por su ubicación regala aguas cálidas en lagos y lagunas, especialmente en la temporada estival. La temperatura promedio máxima de la región es de 23º C y la mínima es de 4º.

Su infraestructura hotelera, gastronómica y de entretenimiento garantiza una buena estadía a sus visitantes. Asimismo, las rutas, en excelente estado, y el aeropuerto de Temuco, a 112 kilómetros, facilitan el acceso a la ciudad.

Universidad de La Frontera

“Forjaremos aquí en esta tierra como hermosa mujer para amar, entre el trigo, la ciencia y el arte La Frontera su Universidad”, así comienza el himno de nuestra Casa de Estudios y en la esencia de sus palabras se encuentra el espíritu que en 1981 le dio vida, el mismo que en estos 35 años la ha impulsado a crecer, cultivando el conocimiento, liderazgo, emprendimiento y visión de futuro.

Ubicada en el corazón de la Región de La Araucanía, la Universidad de La Frontera nace y crece con el esfuerzo y compromiso de su comunidad universitaria. Su historia comienza a escribirse en 1981 cuando un decreto de Gobierno fusiona las sedes regionales de las instituciones de educación superior capitalinas, formando las universidades regionales derivadas.

Así, el 10 de marzo de ese año, y tras la fusión de las sedes en Temuco de la Universidad de Chile y la Universidad Técnica del Estado, la Universidad de La Frontera nace como institución autónoma, con la misión de contribuir al desarrollo de su entorno mediante la generación y transmisión de conocimiento, la formación de profesionales y postgraduados, el cultivo de las artes y de la cultura, manteniendo su compromiso con la calidad y la innovación, con el respeto por las personas, la naturaleza y la diversidad cultural, con la construcción de una sociedad más justa y democrática.

UFRO es heredera de esa rica tradición académica de universidades que dejaron un fuerte legado, grandes campus universitarios y una planta académica que por esos años comenzaba a familiarizarse, por un lado, con la investigación y, por otro, con la formación profesional. Por aquel entonces, sus gestores debieron ajustarse a nuevas estructuras como la generación de Facultades y crear al menos una carrera tradicional en cada una, generar los organismos internos, estatutos, autoridades, cuerpo académico, además de comenzar a gestionar recursos económicos.

La historia de la Universidad da cuenta de cuatro Rectores; el primero de ellos fue el coronel Juan Barrientos Vidaurre (1981-1985), una autoridad designada, quien tuvo la misión de impulsar la Institución. Le siguió en el cargo, también en calidad de designado, Iván Dobud Urqueta (1985-1987), el Dr. Heinrich von Baer von Lochow (1987-2002) designado y posteriormente electo tres veces. En 2002, el profesor Sergio Bravo Escobar fue elegido por sus pares como Rector, siendo reelecto en tres ocasiones más, encabezando esta Casa de Estudios hasta la fecha.